RECUPERAR, ENTRENAR,…EXPLORAR

Después de una paliza como fue la Biosfera Trail (17 de  Abril), dediqué los siguientes tres días a descansar y al llamado descanso activo. Algo de bici, trote suave, muchos estiramientos y, sobre todo, un buen masaje de descarga. El cuarto día salí a trotar durante una hora y para volver a recuperar sensaciones de cara a la aventurilla que me esperaba el fin de semana.

El sábado 23 de Abril , participé en mi primer Raid de Aventura. Se trataba del II RAID DE AVENTURA VALLE DEL IREGUA, cuyo centro neurálgico era la localidad riojana de Nalda. Participé con mi amiga y compañera de fatigas montañeras Rosa Esperanza, impulsados por la ilusión de probar una disciplina deportiva nueva. La nuestra era la categoría “sólo correr” que consistía en una gynkana de pruebas (slackline, kayak, tirolina, apertura de caja fuerte por código de rumbos, superar una torre de cajas de cocacola) y de recopilación de distintas balizas valiéndonos de mapa, brújula y orientación en un tiempo máximo de cinco horas.

RAID IREGUA  (59)BASE 3

RAID 1

Es una disciplina a la que cuesta cogerle el truco porque hay muchos parámetros a tener en cuenta y hay que dominar técnicas y habilidades muy específicas para sacar el máximo rendimiento, pero creo que nos salió mejor de lo que esperábamos.

Tras un titubeante inicio en el núcleo urbano y de tomar la decisión equivocada de hacer la prueba de la piragua (estaba demasiado alejada del resto de pruebas y tras el inevitable vuelco del kayak, me quede helado y me costó mucho tiempo recuperar buenas sensaciones), una vez metidos en la orientación pura, pudimos resarcirnos ya que se nos dio fenomenal y aunque yo todavía arrastraba un enorme cansancio del trail del domingo anterior, Rosa marcaba el ritmo y pudimos recoger  bastantes balizas. La zona de Peña Bajenza y del Chorrón de San Marcos fue el entorno perfecto por dónde se desarrolló la mayoría de pruebas y por donde había que realizar la mayoría de la orientación. La tirolina y la caja fuerte fueron coser y cantar. El regreso a Nalda lo hicimos volando y llegamos a tiempo para que Rosa se comportará como una auténtica araña en la prueba de la torre de cajas.

Una vez terminada la carrera y tras una reconstituyente ducha, nos hidratamos bien de cerveza y disfrutamos de unas suculentas patatas con chorizo.

Desde aquí quiero reconocer la encomiable y enorme labor y trabajo de los organizadores para poder llevar a cabo un evento tan complicado y con tantas aristas logísticas.Felicidades.

Para nuestra sorpresa, conseguimos el segundo puesto en categoría mixta.

pod raid

PD: tuvimos la suerte de compartir participación en el Raid con Tito y Kike (Alma máter del Nutrium Trail Team), lo cual le dio un puntito de sana rivalidad y jolgorio a la jornada. Ellos consiguieron un meritorio tercer puesto en categoría de pareja masculina.

raid

Como podéis imaginar, el lunes estaba muerto. Después de cinco horas sin parar y con el cansancio acumulado anteriormente, estaba bastante cansado. Hasta mitad de semana decidí descansar bien y el jueves ya salí a correr. El último fin de semana de Abril pude entrenar por el circuito  de la Kosta Trail en Sopelana pero las sensaciones no fueron del todo buenas.

RUTA ALBELDA-MONASTERIO SAN PRUDENCIO-RIBAFRECHA-ZENZANO-SOTO DE CAMEROS-LUEZAS- DOLMEN DEL MALLO-ALBELDA

La primera semana de Mayo puede entrenar bien y recuperar fuerzas y el sábado participé en una de esas aventurillas por las que me encanta este deporte. Mi compañero de equipo Jesús Fernández me ofreció hacer una salida larga sin prisas. Y acepté.

Jesús es  un chico de Albelda con quién coincidí en 2014 en el Maratón de las Tucas. En la zona de meta nos reconocimos de habernos visto por Logroño. El había hecho un carrerón y me dijo que solo llevaba un año corriendo por el monte. Para mi era el debut en maratón de montaña y me conformé con llegar. Con la emoción de la llegada a meta, debimos intercambiar mal los teléfonos porque no volvimos a saber nada el uno del otro hasta hace unos meses que coincidimos en Nutrium.

Ahora él se ha convertido el un verdadero corredor de ultras y en un experimentado montañero que exuda pasión por el Trail y la naturaleza.

Pues ese sábado tuvimos la oportunidad de compartir pasión y de conocernos mejor. Me guió en un recorrido duro, inhóspito y precioso por el Cámero Viejo. Salimos a las 09.20 am desde Albelda de Iregua y rápidamente comenzamos a subir dirección al Rodalillo por un cortafuegos que no te deja respirar. Desde la parte alta nos dejamos caer hacia Clavijo y a través de unas sendas poco marcadas llegamos al camino que desciende al abandonado  Monasterio de San Prudencio.

Tras pasarlo, cogimos pista hasta la carretera que lleva a Ribafrecha; la cruzamos, y campo a través llegamos al pueblo.

Volvimos a ganar altura poco a poco por unas pistas muy corribles y que nos ofrecieron unas magníficas vistas del entorno. Tras unos kilómetros tomamos una senda que ascendía sin piedad. Tras un rápido descenso, otra vez por pista, primero dirección a Zenzano y luego desviándonos a un embarrado camino a la derecha, nos metimos en el Arroyo Mudarra que nos descubrío un sendero poco transitado, técnico y hermoso. Tras un rato de ascenso lento llegamos a los Corrales de Zorraquín (a los pies del Pico Cucurucha) desde donde divisamos muestro punto intermedio y primera parada para reponer fuerzas. Tras una vertiginosa bajada por una senda muy técnica y llena de piedras,llegamos al hermoso pueblo de Soto de Cameros (2h 50′).

ARROYO MUDARRA
ARROYO MUDARRA
CORRALES DE ZORRAQUIN
CORRALES DE ZORRAQUIN
SENDA A SOTO DESDE LOS CORRALES
SENDA A SOTO
SOTO DE CAMEROS
SOTO DE CAMEROS

Tras recargar agua en la fuente de la plaza, comenzamos un largo  y tendido ascenso en dirección a Luezas. Éste fué para mí el momento mas duro porque tras el pequeño parón las piernas se enfriaron y protestaban a cada metro de ascenso. Jesús, sin embargo trotaba a ritmo constante y me animaba a seguirle.

LUEZAS
LUEZAS

Me costó pero al final conseguí recuperar sensaciones y las piernas empezaron a ir más ligeras. A la altura de Luezas, el camino viró a la derecha y seguimos subiendo hasta ver el Dolmen de “El Mallo”.

DOLMEN DEL MALLO
DOLMEN DE “EL MALLO”

Unos metros más de ascenso y comenzamos a descender rápidamente por la pista que lleva a Clavijo. Nos desviamos por unas sendas a la izquierda del camino y llegamos al cortafuegos. En vez de descenderlo, pudimos disfrutrar de tres kilómetros de senda técnica pero rápida que nos llevo hasta la pista que nos devolvía a Albelda tras 5h20′, 37kms y algo más de 4000 m de desnivel acumulado.

Fué para mi la primera tirada de más de 3h entrenando del año y termine muy contento y con buenas sensaciones. Lo mejor de la jornada fué descubrir que Jesús y yo  compartimos una visión de la montaña y del Trail  idéntica en lo esencial y además descubrí lo gran compañero y corredor que es. Es de los pocos corredores populares que conozco de los que se puede aprender mucho. Gracias Jesús por dejarme compartir contigo una jornada de las que espero que se repitan en un futuro.

La semana siguiente tuve que adaptar el entrenamiento a las exigencias del trabajo y hasta el miércoles hice poca cosa. El miércoles por la tarde y el jueves puede entrenar a tope.

SALIDA DE RECONOCIMIENTO DEL TRAIL LARGO DE BRIEVA DE CAMEROSBRIEVA DE CAMEROS 2     Descansé dos días enteros ya que el domingo había quedado con otro compañero de Nutrium (Eduardo González), alma máter de una de las pruebas que en mi opinión está llamada a ser no sólo un referente en La Rioja sino también a nivel nacional,para realizar el recorrido de la prueba de Larga Distancia del Trail de Brieva de Cameros.

Para mi sorpresa Edu también había convocado a la salida al que probablemente sea en mejor corredor de montaña de La Rioja, el najerense Óscar Barriuso.

La mañana salió fresquita y perfecta para la práctica del Trail. Los primeros tres kilometros los realizamos por una pista hasta alcanzar la famosa “Escalera de Brieva”, un sendero hermoso con una subida tendida pero que no da tregua. Las vistas eran impagables.

IMG-20160515-WA0023
ESCALERA DE BRIEVA DE CAMEROS

La tierra rezumaba agua y verdor. La niebla cubría las partes altas hacia las que nos dirigíamos. Seguimos subiendo por una ladera que engaña en su dureza. Son cuatro kilómetros de ascenso que no te deja respirar. La pendiente llama a correr pero cuando llevas un rato trotando las piernas protestan. El terreno, cubierto de pasto de montaña, se hace pesado. Metidos entre la niebla, Óscar y Edu me han dejado atrás. No sé ve nada y tampoco está marcado el itinerario. No puedo seguir su ritmo, eso ya lo sabía antes de salir. Me gritan para que me oriente en su dirección y por el sonido noto que tampoco los llevo tan lejos. Me ayudo del pulsómetro para seguir el track que el día antes cargé. Me salva. Me sorprendo de la exactitud que tiene. Ahora me alegro de haber pagado lo que me costó.

Hasta que los tengo a tres metros no los veo. La niebla nos deja fríos e inmediatamente emprendemos los cuatro veloces kilómetros de vuelta al pueblo, primero por una ladera muy empinada y corrible y luego por un vertiginoso, peligroso y técnico sendero.

IMG-20160515-WA0012
VISTAS DE BRIEVA ANTES DEL PRIMER DESCENSO

Llegamos al pueblo y hemos completado la primera parte de lo que será el Trail Largo y el recorrido del Trail Corto (11,5k/900m+) en 1h40′. Y ahora, como dice Edu, empieza el Rock’n Roll…

Por un camino que bordea el pueblo alcanzamos las piscifactorías. Las dejamos atrás a través de un sendero, en dirección al Nacedero, que nos mete de lleno en el barranco por el que discurre el río Brieva.

Encajonado  entre dos paredes verticales, vamos ganando altura poco a poco  por un sendero a la izquierda del río. Lleva mucha agua y se forman pequeños saltos y pozas que alegran la vista. El suelo esta empapado. Las zapatillas hace rato que van caladas y creo haber acertado poniéndome las polainas. Mis dos compañeros siempre van unos metros por delante y cuando Edu se para a explicar el recorrido los alcanzo, recuperamos un poco y para arriba. Pasamos la Cueva del Gato, dejamos el cómodo sendero y bajamos al cauce de río. De ahora en adelante la ruta se convierte en un constante cruce del río. Hay que atravesarlo en varios puntos. El terreno está muy mojado. Aquí las polainas ya no sirven de nada. Con los pies calados pero disfrutando como un chiquillo, seguimos subiendo por un terreno técnico y, a veces, embarrado. El cañón del río se ensancha y salimos a unas campas que siguen subiendo y nos permiten contemplar las cumbres que nos rodean y que  parecen estar llamándonos.

CUEVA DEL GATO
CUEVA DEL GATO
camino del nacedero
CAMINO DE NACEDERO

Tras un rápido refrigerio, nos decidimos a encarar la parte más dura de la carrera que nos llevará al techo de la misma, la cumbre Cabezo del Santo (1854m). Desde la campas atravesamos un estrecho barranco situado a nuestra izquierda. Llegamos a otras campas y giramos en dirección al refugio. Desde este subimos caminando a paso lento pero constante por un sendero al principio bien pisado pero que desaparece a media ascensión. Otra vez el track de reloj se hace indispensable porque los he vuelto a perder de vista. Los oigo cerca pero no los veo. La parte de menos visibilidad coincide con la parte más técnica por que vamos ascendiendo por una ladera de roca viva que en su última parte tiene una pequeña trepa. Seguimos ascendiendo lentamente entre la niebla y llegamos a la cima.

CABEZO DEL SANTO
CABEZO DEL SANTO

No se ve nada por la tupida niebla. Hace frío y nos abrigamos. Bebemos y comemos algo y nos tiramos a un descenso en un principio por ladera de piedra y luego por una loma muy rápida. Alcanzamos rápidamente una pista con unas vista a Montenegro de Cameros insuperables.Seguimos la pista buscando la formación rocosa conocida como ” El Camello” y tras dejarlo atrás nos metemos en una vaguada verde y espectacular en la que damos rienda suelta a las piernas.

CAMELLO
LAS TORRECILLAS O “EL CAMELLO”

Hacemos dos kilómetros a una velocidad increíble. Pero la cosa se complica, ya que el sendero, a pesar de seguir haciendo que perdamos altura, se convierte en irregular, lleno de agujeros de pezuña de vacas y caballos. Es un descenso técnico y largo dónde,sin duda, se decidirá la carrera.

Tras unos cuatro kilómetros de brutal descenso, tenemos un ascenso no muy duro pero que sí requiere de fuerza a estas alturas. Es poca distancia y poco desnivel pero ya llevamos mucho de ambos acumulado y las fuerzas van al límite. Bajamos un poco el ritmo y nos reagrupamos los tres para afrontar lo que será la jugada maestra de la carrera.

Llegamos a unas antenas situadas en una pista desde la que ya se divisa el pueblo. Nos detenemos y Edu nos informa de que está pensando en meter la carrera por un recorrido menos técnico, menos peligroso y más corrible en este último descenso. Pero Óscar y yo le convencemos de que hay que terminar a lo grande.

Y ¡a la carga…!Nos lanzamos como locos a un brutal descenso por una pared casi vertical que nos va a llevar al pueblo en un kilómetro apróximadamente. Es una locura: es técnico, con una pendiente endiablada, es salvaje y a la vez hermoso ya que, si tienes el coraje de alzar la vista del suelo, ves el pueblo y puedes imaginar como será el día de la carrera con toda la gente viendo esa infernal bajada y animando a cada corredor a dar los últimos pasos.

Esto es una auténtica carrera de montaña por montaña.

Ya en el pueblo, y entre anécdotas de carreras y risas, damos buena cuenta de unas cuantas cervezas y pinchos en el bar del pueblo. Edu y yo seguimos reponiendo fuerzas con un suculenta comida y por la tarde nos divertimos buscando a sus caballos por un entorno precioso y sobrecogedor.

Anuncios

Autor: morituritesalutant1977

ESTE FORO LO DEDICARÉ A EXPONER LO QUE PIENSO, SIENTO Y EXPERIMENTO MIENTRAS PRACTICO UNA DE MIS PASIONES: MOVERME POR LA MONTAÑA.

7 comentarios en “RECUPERAR, ENTRENAR,…EXPLORAR”

  1. El II Raid de aventura Valle de Iregua fue especial porque participamos nosotros, naturalmente, pero, también, porque apostó por la modalidad “sólo correr”. Lo habitual en esta clase de carreras de orientación es combinar carrera a pie con btt, por lo que las carreras resultan muy duras para principiantes. De ahí que apostar por una modalidad más asequible, de sólo correr, sobre todo para los principiantes, fuera un acierto. Sin embargo, no tuvo mucha participación. Igual fue porque aún le falta calar un poco más entre los habituales de los Raid y ser más conocida entre los corredores de montaña. A mí me gustó mucho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s