¿ES EL TRAILRUNNING UNA CONDUCTA ADICTIVA?

La adicción es la necesidad creada por el uso y abuso de  una sustancia, actividad o relación, la cual proporciona una satisfacción que se convierte en indispensable en el día a día de la persona. La conducta adictiva lleva, al que la padece, a la búsqueda constante de esa satisfacción mediante la repetición  habitual de una actividad específica. Se convierte en una compulsión recurrente para lograr revivir, una y otra vez, el estado de bienestar que nos proporciona su realización. Se establece, así, una relación de dependencia entre persona y sustancia, actividad o relación.

Cuando por alguna razón entramos en un período de abstinencia en el que no se puede realizar esa actividad, la persona se vuelve irascible, ansioso, desasosegada…Un profundo malestar se apodera del individuo y todas sus energías se volcarán en intentar paliar esa necesidad.

A medida que realizamos más y más dicha conducta o actividad, en la misma medida crecerá la tolerancia a dicha conducta y para conseguir la misma satisfacción anteriormente experimentada necesitaremos una mayor cantidad y/o calidad de actividad para lograr el placer buscado.

Las rutinas diarias del adicto se articulan alrededor de un único fin: conseguir llevar a cabo  la conducta o actividad que le proporcione bienestar y placer. Esa búsqueda constante, desplaza todo lo demás…se convierte en obsesión.

Todas estas características son atribuibles a cualquier actividad que resulta indispensable en nuestro día a día si dicha actividad llega a condicionar el resto de roles que deberíamos asumir o realizar. Todas las adicciones, si condicionan nuestra forma de vida, pueden llegar a convertirse en actitudes enfermizas que, excepto para el que las realiza, son incomprensibles.

Está  científicamente demostrado que la práctica del  deporte genera endorfinas, las cuales son opiáceos generados por el propio cuerpo mucho más potentes que cualquier medicamento contra el dolor. Con actividades simples (quedar con amigos, caminar, correr, bailar, escuchar música, visualizar paisajes o imágenes placenteras…) nuestro organismo es capaz de generar, al menos, 20 tipos distintos de endorfinas. El simple hecho de “pasarlo bien” hace aumentar sus niveles.

Las endorfinas son a la vez estimulantes. A medida que se liberan nos dan la percepción de que podemos ir más allá, más rápido,…llevan a querer más de lo mismo  y con mayor intensidad.

Llegamos a creer que cada vez tenemos más capacidad para pasar al siguiente nivel. Aumentan nuestra autoconfianza hasta niveles increíbles, nos dan energía para continuar.

Además de las endorfinas, el deporte también ayuda a la liberación, entre otras sustancias, del neurotransmisor dopamina, la cual nos hace sentir eufóricos y llenos de placer con la actividad que estamos realizando…Es la misma reacción que se produce al consumir algunas drogas ilegales.

Creo que el trailrunning puede llegar a convertirse en una adicción, en una necesidad vital para su bienestar físico y mental para todos aquéllos que lo vivimos y sentimos con pasión. Para mi tiene todos las características para enganchar quién lo prueba: si quieres vivir la experiencia de la Ultradistancia cada día tienes que aumentar un dosis de esfuerzo para lograrlo, si quieres ser capaz de hacer carreras con mucho desnivel tienes que endurecerte, si quieres vivir sensaciones únicas en la montaña has de recorrerla durante horas, todo esto requerirá que priorices tus entrenamientos, tus carreras, tus compras de material ante todo lo demás. Llegará un momento en que el Trail, y el salir rápido por la montaña, serán tu único hobby, tu pasión, tu vida…

Si empiezas a notar que acciones, ideas, sentimientos o pensamientos como las que enumero a continuación ocurren habitualmente, estás perdido…nunca volverás a ser lo que eras. ¡¡¡Te estás convirtiendo en un … ADICTO!!!

Veamos:

  • Las conversaciones con tus amigos acaban siempre tratando de lo mismo: carreras, zapatillas, rutas, desnivel, mochilas,… Si ellos no sacan el tema, ya lo sacas tú…
  • Como la conversación con los amigos te ha sabido a poco, llegas a casa y le sigues dando la tabarra a tu pareja con más de lo mismo.
  • Cuando planificas tus vacaciones, lo que primero miras es si hay una carrera cerca.
  • Tratas de venderle a tu pareja la excelencia del entorno en que se desarrolla la carrera que quieres correr y lo bien que se lo va a pasar esperando siete horas a que acabes la maratón…
  • El 90% por ciento de tu vestuario es ropa de monte o de Trail. Tienes más pares de zapatillas que de zapatos de vestir. Y siempre hay hueco para un par más.
  • Conoces el catálogo de zapas de cada marca para cada terreno, distancia y tipo de corredor. Drop,  upper, suela, mediasuela,…son tus palabras preferidas.
  • Utilizas los 10k de tu ciudad como “día de descarga”. Mientras todos van por el asfalto, tú vas subiéndote a los bordillos, a los bancos, saltando perros y esquivando niños y mayores.
  • Tu planning marca << 30’ suaves>>, pero empieza a llover y decides que ese será tu día de “tirada larga”.
  • Los fines de semana te levantas más temprano que para trabajar y cuando sale el sol te descubres desayunando una barrita energética y bebiendo de un tubo de plástico en el pico más alto de tu valle.
  • Lo que los demás llaman perderse, para ti es la posibilidad de descubrir nuevas rutas y exprimir más tu resistencia física y mental.
  • ¿Por qué ir por esa pista si se puede subir monte a través?
  • Nunca piensa que hace frío sino que vas demasiado lento.
  • Planificas una carrera al mes, pero te apuntas a todas las que van saliendo.
  • Estas haciendo tu mejor carrera y te paras a ayudar un corredor que no conoces de nada por que le ha dado una pájara. Llegas a la meta habiendo perdido la posibilidad de subir al pódium pero habiendo ganado un amigo y sintiéndote parte de un deporte diferente al resto.
  • El día que más disfrutas es el que te olvidas del pulsómetro en casa.
  • Si para los demás un fin de semana ideal es irse de escapada romántica a una casa rural, para ti es irte al barro, el frío y la lluvia de Zegama.
  • No temes que te visite la pájara, sino que, si llega, te haces su amigo y la invitas a café, CocaCola y barritas energéticas.
  • No eres un pro pero tienes su mismo calendario, su misma dieta, sus zapatillas y su camiseta.
  • Terminas una carrera de 12h y ya estás pensando en la siguiente.
  • Vas aumentando la dosis de kms y desnivel para sentirte vivo y feliz.
  • Un día sin entrenar y estás que te subes por las paredes. ¡La abstinencia es insoportable!
  • El dinero de las cenas fuera de casa lo ahorras para pagarte un entrenador y un fisio.
  • Te duermes leyendo las últimas noticias del mundillo en diez o doce publicaciones relacionadas.
  • Eres un tipo duro ( o “tipa” dura), pero te emocionas ante unas vistas espectaculares en medio de una carrera, lloras ante la superación de los malos momentos, amas cada hora de sufrimiento físico porque el placer psicológico es inmensamente superior.
  • Tienes claro que lo que haces merece la pena, que cada minuto en medio de la tormenta, atravesando valles y barrancos, sintiendo los latidos de tu corazón a mil te acerca más a lo que quieres que en adelante sea tu vida.

Puede que estos sean los primeros indicios de un adicto al Trail, pero se acabarán convirtiendo en tu modus operandi, serán tu filosofía de vida, arrastrarán a todos y a todo…

Mi consejo, para sobrevivir y vivir  la adicción sin que se resienta ninguna de las demás facetas de la vida (pareja, amigos, familia,…), es que trates de encontrar un equilibrio entre el disfrute y la locura, que trates de hacer ver a los tuyos, a los que más quieres y a los que más te quieren, que para ti es importantísimo disponer de esos momentos en la naturaleza y poner tu cuerpo a prueba para sentirte libre pero recordando siempre que los populares no vivimos del Trail y, aunque nos apasiona, no merece la pena desplazar el resto de las facetas de nuestras vidas por una única pasión. Hay que tratar de integrarla en nuestra vida pero no que sea lo único en ella.

Anuncios

Autor: morituritesalutant1977

ESTE FORO LO DEDICARÉ A EXPONER LO QUE PIENSO, SIENTO Y EXPERIMENTO MIENTRAS PRACTICO UNA DE MIS PASIONES: MOVERME POR LA MONTAÑA.

3 comentarios en “¿ES EL TRAILRUNNING UNA CONDUCTA ADICTIVA?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s